El Pentágono aumentará en los próximos días su presencia militar en Irak con el envío de más 400 soldados a Bagdad, que elevarán el contingente estadounidense en el país a más de 1,200 militares para contribuir a frenar la ofensiva de los yihadistas del Estado Islámico (EI).

En rueda de prensa el portavoz adjunto del Pentágono, el coronel Steve Warren, detalló que 405 nuevos soldados viajarán en los próximos días para reforzar la seguridad de la embajada estadounidense en Irak, mientras que 55 abandonarán el país, lo que sitúa el incremento neto de tropa en los 350.

Warren indicó que el incremento no responde a “amenazas específicas” contra la legación estadounidense, sino a “un análisis en general de la situación de seguridad”.

Hasta el momento hay 861 militares estadounidenses en Irak para proveer seguridad a las representaciones diplomáticas, asesorar al Ejército iraquí, recopilar inteligencia y participar en las operaciones aéreas de distribución de ayuda humanitaria y bombardeo de posiciones del EI en el norte del país árabe.

Con el aumento hasta los 1,200 soldados, Estados Unidos marcará su mayor presencia militar en Irak desde la retirada de tropas a finales de 2011, que puso fin a casi nueve años de guerra en el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here