El presidente de Korean Air, Cho Yang-Ho, pidió públicamente disculpas por el comportamiento de su hija, que hizo expulsar a un tripulante de cabina por servir mal unas nueces de macadamia en un vuelo Nueva York-Seúl.

“Pido disculpas como padre y como presidente de Korean Air”, dijo Cho Yang-Ho en una rueda de prensa televisada, en la que calificó el comportamiento de su hija, Cho Hyun-Ah, de “acto insensato”.

Cho Hyun-Ah era vicepresidenta de la compañía y tuvo que dimitir después del escándalo provocado por su comportamiento durante un vuelo entre Nueva York y Seúl de Korean Air.
Cho, que viajaba en primera clase, se indignó cuando le sirvieron unos frutos secos cuando no debían y por el hecho de que iban en una bolsa y no en un bol.

Luego obligó a un responsable de la tripulación a bajar del avión, por lo que el aparato tuvo que volver a la puerta de embarque y el vuelo tuvo un retraso de 11 minutos.

Su comportamiento, calificado por la prensa de mezquino y arrogante, ha sido muy criticado en Corea del Sur y el Gobierno está investigando si se violaron las leyes de seguridad en vuelo.

NOTICIA RELACIONADA DEL DESPIDO A LA AZAFATA