Las autoridades investigan el origen de 500 kilos de cocaína hallados en una avioneta que fue perseguida por un caza de la Fuerza Aérea Brasileña después de haber partido de una hacienda del ministro de Agricultura, Blairo Maggi, informaron hoy fuentes oficiales.

El hecho ocurrió este domingo, cuando el piloto de una avioneta considerada “sospechosa” ignoró los pedidos de identificación hechos por las autoridades, que ante esa irregularidad enviaron un caza a interceptarlo, explicó la Fuerza Aérea en un comunicado.

El piloto hizo caso omiso de la presencia del avión militar, que llegó a hacer un disparo de advertencia, frente al cual la avioneta finalmente aterrizó en una zona rural del estado central de Goias, donde fue constatado que transportaba media tonelada de cocaína.

Según la nota en la que la Fuerza Aérea informó sobre el hecho, la avioneta había partido de la hacienda Itamarati Norte, situada en el municipio de Campo Novo do Parecis, en el estado de Mato Grosso.

Esa hacienda, de unas 40.000 hectáreas, es propiedad del Grupo Amaggi, que opera también en Argentina, Paraguay, Holanda, Noruega y Suiza y pertenece a la familia del ministro de Agricultura, un poderoso empresario del campo brasileño.

El Ministerio de Agricultura informó de que no comentará el asunto y remitió al Grupo Amaggi, que ha dicho se pronunciará sobre el caso en una nota que pretende divulgar hoy mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here