Cuatro policías municipales y dos pistoleros murieron durante una emboscada de un grupo del crimen organizado en una carretera del estado mexicano de Michoacán (oeste), informó el domingo por la noche la fiscalía estatal.

El ataque se registró en una carretera entre las ciudades de Briseñas y Sahuayo, donde los agresores ya habían amenazado a los uniformados, informó a la AFP el subprocurador de Michoacán, Marco Vinicio Garibay.

Hace 15 días fueron secuestrados el jefe de la Policía de Briseñas, dos oficiales y otro funcionario municipal, sin que hasta el momento haya pistas de su paradero, añadió Garibay.

Cinco policías más, que resultaron heridos en el ataque, fueron trasladados a hospitales de comunidades cercanas.

Briseñas es un pequeño poblado situado en los límites con el vecino estado de Jalisco y lugar donde los cárteles de los Caballeros Templarios, que opera en Michoacán, y Nueva Generación, en Jalisco, se disputan el control de actividades criminales como el narcotráfico, secuestro y extorsión. AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here