Un tifón está llegando a Japón mientras el país se prepara para una semana feriada, dejando seis personas heridas, haciendo que las autoridades emitan órdenes de desalojo para casi medio millón de personas cerca de los crecidos ríos y cancelando cientos de vuelos.

El tifón Halong interrumpió el sábado el tráfico por aire y tierra mientras los japoneses comenzaban el “Obon”, la semana budista que se conmemora cada año, informa AP.

La agencia meteorológica de Japón emitió una alerta especial por las fuertes lluvias en la prefectura de Mie, en el centro del país, y ordenó el desalojo de dos pueblos con casi 500.000 habitantes por el temor de que se desborden los ríos. La agencia informó que las fuertes lluvias en el área seguirían durante la madrugada.

Los fuertes vientos ya dejaron seis personas heridas, una de ellas de gravedad, en la prefectura de Miyazaki, en el sur. Una mujer de alrededor de 70 años se fracturó el tobillo cuando la golpeó un retrete portátil mientras iba caminando.

Más de 400 vuelos fueron cancelados, dejando a miles de personas varadas en los aeropuertos.

Halong, con ráfagas de hasta 180 kilómetros (110 millas) por hora, se acercaba a la isla de Shikoku, en el suroeste, el sábado en la noche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here