Miami. Ingenieros, electricistas y otros funcionarios de la ciudad inspecionaban el puente Broad Causeway el miércoles después que parte de la estructura de acero chocó con un yate de lujo que pasaba a través de la arcada.

El miércoles no se sabía con certeza qué pudo haber causado que el ala este del puente se desplomara, pero el mal tiempo pudo haber sido un factor, dijo Ron Wasson, administrador de la localidad Bay Harbor Islands.

“Había una fuerte borrasca con vientos que tal vez empujó el puente”, dijo Wasson. “Afortunadamente nadie salió lesionado”.

Wasson dijo que el yate era remolcado y no pudo parar para evitar el puente, que no se cayó estrepitosamente, sino que lo hizo normalmente. El puente sufrió daños menores, entre otros una luz de navegación y algunos golpes.

Al yate, llamado Rockstar, no le fue tan bien.

“El acero le ganó a la fibra de vidrio”, dijo Wasson.

Jorge Pino, portavoz de la Comisión de Conservación de Peces y Vida Silvestre de la Florida (FWC), dijo que se cree que el barco sufrió daños por cientos de miles de dólares. El capitán del yate, Ken Maff, declinó hacer ningún comentario. Había unas 15 personas a bordo de la embarcación en el momento del accidente, según el Servicio Guardacostas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here