Los proveedores de internet en el Reino Unido bloquearán por defecto el acceso a páginas web pornográficas a sus clientes, quienes solo podrán verlas si desactivan los filtros. Así lo ha anunciado el primer ministro británico, David Cameron, en un discurso ante la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad a la Infancia (NSPCC, en sus siglás en inglés).

El anuncio forma parte de un plan para combatir la pornografía ilegal (entre la que se incluye la infantil) e impedir el acceso a los menores a material adulto. Para ello el Gobierno británico obligará a los proveedores de banda ancha a incluir filtros desde finales de este año para los nuevos clientes, mientras que a los que ya tienen servicios de internet se les enviarán para que los instalen.

Y es que, según datos de Ofcom mostrados en la página web de apoyo a la campaña encabezada por el partido Conservador, el 81% de los niños de entre 14 y 16 años han visto material para adultos en internet, y solo un 46% de los padres cuentan con filtros en sus conexiones a internet.

Cameron ha anunciado también que se ilegalizará en Inglaterra y Gales la posesión de pornografía que muestre violaciones de mujeres, como ya sucede en Escocia. Asimismo, en su discurso, el primer ministro manifestó que la pornografía está “corroyendo la infancia”. “No quiero ser moralista o asustar, pero siento, como político y como padre, que ha llegado el momento de actuar”, ha afirmado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here