El Papa Francisco celebrará la misa del Jueves Santo en una cárcel de menoresFrancisco ha vuelto a cambiar los planes anunciados por el Vaticano, que preveían la misa de la tarde de Jueves Santo en la Basílica de San Pedro y la novedad de distribuir billetes entre los necesitados.

El nuevo Papa hará algo de un valor simbólico y ejemplar mucho mayor: irá a celebrar la misa del jueves Santo por la tarde a una cárcel de menores de Roma, donde lavará los pies a reclusos y quizá también a funcionarios y policías, pues repetidas veces ha insistido en tratar con gran respeto a los empleados de cada institución.

El programa del Jueves Santo mantiene la «misa del Crisma», en que el Papa bendice los Santos Óleos, a las 9.30 de la mañana en la Basílica de San Pedro. En cambio, la «Misa de la Cena del Señor» será en la cárcel de menores de «Casal del Marmo», en la periferia oeste de Roma.

Benedicto XVI visitó esa cárcel el 18 de marzo del 2007, y celebró misa para los reclusos en la capilla «Padre Misericordioso».

El Vaticano recuerda en un comunicado que «la misa de la Cena del Señor se caracteriza por el anuncio del Mandamiento del Amor y por el gesto de lavar los pies. En su ministerio como arzobispo de Buenos Aires, el cardenal Bergoglio solía celebrar esa misa en una cárcel, un hospital o un asilo para pobres o marginados».

El comunicado añade que «con la celebración en la cárcel, el Papa Francisco continúa esa costumbre, que debe caracterizarse por un contexto de sencillez».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here