Tras un año de reticencias, el presidente Barack Obama se prepara para ordenar un ataque relámpago contra arsenales y búnkeres sirios. La operación, con misiles lanzados desde buques en el Mediterráneo, sería de sólo dos o tres días, según revelan este martes el ‘Washington Post’ y NBC News.

La cadena de televisión asegura que fuentes militares apuntan a que el ataque podría ser “tan pronto como este jueves”. Sin embargo, Obama aún no ha dado la orden y está pendiente de los movimientos de los inspectores de Naciones Unidas, que tienen previsto en principio quedarse en Siria hasta el domingo.

El Pentágono quiere una operación rápida para evitar el coste que supone llevar más barcos a la zona y el peligro de involucrarse más en la guerra civil siria.

El presidente Obama repitió el viernes que quiere evitar una intervención parecida a las de Irak, Afganistán o incluso Libia. Participar de manera sostenida en la guerra siria sería, según dijo, “muy caro, difícil y gravoso” y alimentaría “el resentimiento en la región”. El plan es poner en marcha una operación relámpago que sólo sea un castigo concreto al ataque con armas químicas de la semana pasada en el que murieron cientos de personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here