El 68 % de los brasileños considera que la presidenta Dilma Rousseff tiene alguna responsabilidad en el gigantesco escándalo de corrupción que sacude la petrolera estatal Petrobras, mayor empresa del país, según una encuesta divulgada este domingo.

Para el 43 % de las 2.896 personas entrevistadas entre el martes y el miércoles de esta semana por la firma Datafolha, la jefe de Estado tiene “mucha” responsabilidad en los desvíos descubiertos en la estatal, en tanto que un 25 % considera que la mandataria tiene “un poco” de responsabilidad.

Tan solo un 20 % descarta totalmente la responsabilidad de la presidenta en el escándalo y un 12 % prefiere no opinar.

Rousseff, reelegida para un nuevo mandato de cuatro años en octubre pasado y que iniciará su nuevo período en enero próximo, fue durante muchos años, en su condición primero de ministra de Minas y Energía y después ministra de la Presidencia en el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), integrante del consejo de administración de Petrobras.

El 85 % de los encuestados por la prestigiosa firma Datafolha para un sondeo que tiene una margen de error de dos puntos porcentuales considera que hubo corrupción en Petrobras y solo un 2 % descarta que se hubieran producido desvíos en la estatal.

La encuesta reveló igualmente que la mayoría de los brasileños tiene conocimiento del escándalo, con un 28 % que dijo estar “muy bien informado”, un 42 % “más o menos informado” y un 14 % “mal informado”.

Interrogados sobre en qué Gobierno hubo más corrupción desde que Brasil recuperó la democracia, el 29 % señaló al de Fernando Collor (1990-1992), el mandatario que tuvo que renunciar presionado por un escándalo, un 20 % dijo que en el de Rousseff, un 13 % apuntó que en el de Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) y un 12 % indicó que en el de Lula, el padrino político de la actual presidenta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here