Ante una eventual acción militar de Estados Unidos en Siria contra yihadistas del ISIS (Estado Islámico), el presidente Barack Obama autorizó el pasado fin de semana el inicio de vuelos de reconocimiento, informaron fuentes oficiales.

Los vuelos son un preámbulo a posibles futuros ataques contra los milicianos del Estado Islámico en Siria, destacaron fuentes del Departamento de Defensa al The New York Times y la CNN.

Los vuelos de reconocimiento se efectuarán con una combinación de diferentes aeronaves, entre ellas “drones” (aviones no tripulados) y otros aviones especiales, explicaron las fuentes al Times.

Los vuelos podrían comenzar “en cualquier momento”, según fuentes oficiales consultadas por la cadena CNN.

De acuerdo con el periódico, estos vuelos de reconocimiento son la antesala de potenciales ataques aéreos sobre posiciones del ISIS (Estado Islámico) en Siria, en un momento en el que Estados Unidos lleva dos semanas de bombardeos “selectivos” en el norte de Irak contra los yihadistas.

“Los vuelos son un paso significativo hacia la acción militar directa de Estados Unidos en Siria, una intervención que podría alterar el campo de batalla en la guerra civil de tres años en la nación”, explica el rotativo con base en el relato de fuentes del Pentágono.

Según las mismas fuentes, la Administración Obama “no tiene la intención” de notificar al Gobierno de Bachar al Asad sobre estos vuelos de reconocimiento.

El lunes, el ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Mualem, dejó claro que el Gobierno de Bachar Al Asad permitirá a Estados Unidos atacar a los yihadistas dentro de sus fronteras siempre y cuando sea “en coordinación previa” con sus autoridades.

Los vuelos de reconocimiento no representarían la primera entrada de Estados Unidos en el espacio aéreo sirio sin pedir permiso, ya que en julio, un grupo especial de fuerzas estadounidenses, llevó a cabo una operación de rescate frustrada para liberar a rehenes del Estado Islámico en la nación, incluido el periodista James Foley, cuya muerte trascendió la semana pasada.

El Pentágono explicó el lunes en una rueda de prensa, antes de que trascendiera la información de los vuelos de reconocimiento, que prepara posibles acciones adicionales paracombatir al ISIS tanto en Irak como en territorio sirio.

El Pentágono estudia esta opción “con una variedad de herramientas militares que incluyen los ataques aéreos”, dijo el coronel Ed Thomas.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Martin Dempsey, ya advirtió la semana pasada de que la derrota de los yihadistas requiere una estrategia a largo plazo, al considerar imposible acabar con ellos si no se atacan sus posiciones en suelo sirio, donde son más fuertes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here