En medio de una serie de ataques dirigidos de EE.UU. contra los militantes de las fuerzas del Estado Islámico, el gobierno de EE.UU. lanzó el domingo su cuarta entrega de alimentos y agua para un grupo de civiles que han sido acorralados por los yihadistas en una montaña al norte de Irak.

El Pentágono informó que un C-17 y tres aviones de carga C-130 lanzaron un total de 88 paquetes que contenía alimentos listos para consumir y agua potable. La primera entrega de ayuda humanitaria la realizaron justo antes que el presidente Barack Obama autorizó bombardeos dirigidos a combatir a los grupos extremistas islámicos.

Hasta el momento el Pentágono comunicó que se han entregado “más de 74.000 comidas y más de 15.000 galones de agua potable” a los civiles desplazados de la minoría religiosa yazidi.

El ejército estadounidense continuará trabajando con el departamento de Estado, así como con sus aliados internacionales, que incluye al gobierno de Irak, las Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales para suplir la necesidad de operaciones humanitarias adicionales en Irak.

El gobierno de EE.UU. comenzó el viernes los ataques aéreos para detener el avance de los militantes sunitas del EI, luego que los yihadistas se apoderaron de una región importante y avanzaron hasta muy cerca de la capital kurda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here