Al menos dos mil niños están huérfanos por la epidemia del virus del Ébola en Liberia, hasta ahora el país más afectado por la enfermedad en Africa Occidental, alertó el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), según informó Associated Press.

El brote letal de ébola tiene un “efecto devastador” en los niños, dijo la directora de comunicación de crisis de Unicef en Liberia, Sarah Crowe, a periodistas en Ginebra en conferencia vía telefónica desde Monrovia.

“Es realmente desgarrador ver el efecto que tiene (la epidemia del ébola) sobre los niños y sus familias”, dijo Crowe.

Los niños tienen que presenciar escenas estremecedoras en las que “sus familiares y parientes son llevados por gente en trajes de astronauta (…) y el efecto es profundamente preocupante”, lamentó.

Además de haber perdido a sus padres, estos niños son “estigmatizados” y obligados a vagar por las calles, ya que nadie quiere hacerse cargo de ellos por haber tenido contacto con personas que fueron contagiados por el ébola, deploró.

Crowe señaló que la tendencia de mortandad de niños por ébola en Liberia es de 20 por ciento y un 70 por ciento de las muertes por ébola en ese país corresponde a mujeres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here