El Gobierno del presidente Donald Trump alista una revisión de política para determinar hasta qué punto revertirá el acercamiento del ex mandatario Barack Obama con Cuba y podría hacer un anuncio el próximo mes, según responsables actuales y retirados y personas familiarizadas con las discusiones.

Asesores de Trump han elaborado recomendaciones que podrían pedir un endurecimiento de algunas de las reglas sobre el comercio y los viajes que Obama relajó en su acercamiento con La Habana, pero no se prevé que rompa las relaciones diplomáticas restauradas en 2015, dijeron las fuentes.

La revisión, coordinada por el Consejo de Seguridad Nacional, se aceleraría ahora que Trump regresó de su primer viaje al extranjero desde que asumió el cargo, dijo un responsable del Gobierno, bajo condición de anonimato. La Casa Blanca no respondió a una solicitud de comentarios.

Obama implementó sus medidas de normalización con Cuba a través de acciones ejecutivas que pasaron por alto al Congreso, y se cree que Trump podría deshacer gran parte de esas medidas con sus propios decretos.

Pero hay divisiones dentro de su Gobierno sobre hasta qué punto debe ir, especialmente teniendo en cuenta que la apertura de Obama tras más de cinco décadas de hostilidad ha creado oportunidades para las firmas estadounidenses que van desde las telecomunicaciones hasta las aerolíneas.

Algunos asesores han argumentado que Trump, un ex magnate inmobiliario que ganó la presidencia prometiendo crear empleos y generar negocios para su país, tendría dificultades para defender cualquier medida que cierre el acceso al mercado cubano.

Un grupo de 54 senadores estadounidenses reintrodujo un proyecto de ley el jueves pasado que busca derogar todas las restricciones que aún existen para viajar a Cuba, lo que revela el apoyo en el Capitolio a la distensión entre Washington y La Habana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here