Una mujer residente en St. Petersburg, en la costa oeste de Florida, fue detenida este fin de semana y acusada de disparar con una pistola eléctrica o Taser en el brazo de su hijo de 3 años, informó el lunes un medio local.

Ramona Braswell, de 30 años, fue acusada del delito de abuso de menores por disparar de forma intencional en su vivienda con una pistola Taser a su hijo y “causarle heridas evidentes”, según el informe policial, recogió el diario Tampa Bay Times.

La mujer quedó en libertad bajo fianza de 5,000 dólares el pasado sábado por la noche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here