Varias explosiones han sacudido a última hora de la noche del lunes la planta de propano ‘Blue Rhino’ en la ciudad de Tavares (Florida), en el sur de Estados Unidos, con el resultado de cuatro personas en estado crítico y cinco heridos leves.

Todos los trabajadores han sido rescatados y no se han registrado pérdidas humanas, a pesar de las múltiples explosiones que tuvieron lugar en la planta, según ha confirmado el funcionario de la Policía del condado John Herrel.

Una de las personas heridas fue ingresada en estado crítico en el Hospital Universitario de Florida y otros dos fueron trasladados, en condiciones similares de gravedad, al Centro médico Regional de Orlando, mientras que una portavoz de este centro declaró que otro paciente, también en estado de gravedad, se encontraba de camino, según el canal 9 de Orlando.

Un residente de la ciudad de Mount Dora, cerca de la planta donde tuvo lugar la explosión, ha declarado que escuchó “cientos de bombas durante 30 minutos”, mientras que otra habitante de la misma ciudad, Mariah Ryle, ha afirmado que “el fuego era tan enorme que salió a la puerta de su casa para verlo, al igual que otros vecinos”.

El fuego ha sido contenido y todavía no se conoce la causa de las explosiones, mientras que la primera iglesia metodista de Tavares ha abierto sus puertas para aquellos que necesiten ayuda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here