Costa Rica emitió este viernes el primer carné de sanidad social a un homosexual asegurado por su pareja en Centroamérica, en un significativo paso adelante por el reconocimiento legal de las uniones de personas del mismo sexo.

Daniel Morales, un joven de 21 años desempleado y sin la secundaria acabada, es el primer beneficiario de la decisión, adoptada en mayo por la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

El seguro de Rodolfo Barquero, a cargo de una tienda de abastos familiar en un barrio de la ciudad de Heredia, a 10 kilómetros al norte de la capital, ya sirve para que Daniel pueda ir también al centro de salud de su zona y chequear su salud. La pareja es la primera que recibe un trato así no solo en Costa Rica, sino en toda Centroamérica.

Rodolfo y Daniel no son precisamente una pareja activista de los derechos homosexuales, que asista a las marchas del Orgullo Gay. No frecuentan locales de ambiente. Sin embargo, a partir de ahora son conscientes de que tendrán que hacer bandera de su logro. “Sé que esto es el resultado de la lucha de muchas personas. Lo pude sentir en principio como un privilegio, pero no lo es. Enfermarse no es exclusivo de los heterosexuales. Le digo a todos que se acerquen y pidan el seguro familiar”, asegura Daniel a este periódico.

FUNDAR UNA FAMILIA

A Rodolfo y Daniel no les resultó complicado lograr el seguro. Vieron un día un mensaje de la CCSS en Facebook en que invitaba a las parejas gais a asegurarse en la modalidad familiar y decidieron enviar los papeles.

Dos testigos, una declaración jurada y un par de entrevistas. Un par de meses después, los llamaron para anunciarles que Daniel ya no tendrá que volver a pagar dinero por recibir atención hospitalaria, como debió hacerlo con un problema de apéndice hace tres años. Tampoco tendrá que acudir a servicios de salud privados. Y tampoco tendrá que ver como ajena la atención del tercer mejor sistema de sanidad de América Latina. “Es una señal de que vamos avanzando, pero todavía falta mucho”, reaccionó Marco Castillo, principal activista costarricense por los derechos de la población homosexual.

“Seguro familiar” parece una contradicción en un país cuyo sistema legal solo reconoce como familia la formada por hombre y mujer, a pesar de los numerosos intentos de grupos activistas por reformar el Código de Familia y del aparente compromiso de sectores políticos, incluido el Gobierno de Luis Guillermo Solís, al que se le critica por no impulsar los derechos de esta minoría, aunque llegó a izar la bandera multicolor en la sede presidencial. Además, aún rige una fuerte resistencia de sectores conservadores, representada en la Asamblea Legislativa por un bloque de cuatro diputados cristianos (7% de los escaños) y por miembros de otros partidos que actúan por conciencia propia aunque esta difiera de la línea marcada por su formación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here