Corea del Norte ha llevado a cabo este martes la tercera y más potente prueba nuclear subterránea de su historia, a pesar de las advertencias de la comunidad internacional. Pyongyang ha asegurado que ha detonado “con éxito” un dispositivo atómico “miniaturizado”, en respuesta a “la hostilidad” de Estados Unidos. El ensayo ha provocado la inmediata condena de Washington, Japón y Rusia, entre otros. La reivindicación de que ha utilizado un aparato de pequeño tamaño sugiere que Pyongyang se encuentra más cerca de lograr una cabeza nuclear que pueda colocar en un misil balístico.

La confirmación de la agencia oficial norcoreana KCNA se ha producido tres horas después de que el Servicio Geológico de Estados Unidos detectara un fuerte movimiento sísmico en Corea del Norte, que, según Corea del Sur, indicaba que Pyongyang había seguido adelante con sus planes y había realizado la prueba atómica.

El temblor, de una intensidad entre 4,9 y 5,2 en la escala Richter, según los organismos de vigilancia sísmica de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur, se ha producido a las 10.57 de la mañana (ocho horas menos en la España peninsular). La agencia surcoreana Yonhap ha señalado que el terremoto ha tenido lugar en el condado de Kilju, donde se encuentra la zona de pruebas atómicas de Punggye-ri. Según Estados Unidos, el epicentro se ha situado a solo un kilómetro de profundidad. El Ministerio de Defensa de Corea del Sur afirma que Washington y Pekín fueron avisados por Corea del Norte de que llevaría a cabo la prueba hoy.

El temblor, de una intensidad entre 4,9 y 5,2 en la escala Richter, según los organismos de vigilancia sísmica de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur, se ha producido a las 10.57 de la mañana (ocho horas menos en la España peninsular). La agencia surcoreana Yonhap ha señalado que el terremoto ha tenido lugar en el condado de Kilju, donde se encuentra la zona de pruebas atómicas de Punggye-ri. Según Estados Unidos, el epicentro se ha situado a solo un kilómetro de profundidad. El Ministerio de Defensa de Corea del Sur afirma que Washington y Pekín fueron avisados por Corea del Norte de que llevaría a cabo la prueba hoy.

Obama: “Es una provocación”

  • El presidente de EE UU, Barack Obama, ha asegurado que la prueba es “una provocación” y ha apelado a unas “rápidas” y “creíbles” respuestas de la comunidad internacional. “Estados Unidos llevarán a cabo las medidas necesarias para defender a sus aliados. Y lo hará en coordinación con sus socios”, ha añadido.

  • El ministro de Exteriores de Reino Unido, William Hague, ha condenado “enérgicamente” la prueba nuclear de Corea del Norte y ha adelantado que su Gobierno abogará por una “fuerte respuesta” en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

  • Rusia ha condenado “firmemente” la prueba nuclear al considerar que se trata de una violación de las resoluciones de la ONU. “Condenamos estas acciones y, junto al lanzamiento de un cohete balístico llevado a cabo a principios (de diciembre), creemos que son una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad”, ha dicho una fuente del Ministerio de Exteriores a la agencia de noticias Interfax.

  • El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha dicho que es una “clara y grave violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad”, al tiempo que ha confiado en que sus 15 miembros adopten las “acciones adecuadas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here