Pekín. Un tribunal de Mongolia Interior, en China, declaró hoy inocente a un hombre ejecutado hace unos 18 años tras ser condenado por error por la violación y muerte de una mujer.

Zhao Jianping, el vicepresidente del tribunal de Hohot, ofreció disculpas a los padres del joven condenado por error en 1996, cuando tenía 18 años, lamentando la errónea decisión, informó hoy la agencia de noticias Xinhua.

El joven, quien fue hallado culpable de violar y asesinar a una mujer en un retrete público de Hohhot, capital regional, el 9 de abril de 1996, fue sentenciado a la pena capital y ejecutado en junio del mismo año.

Hace nueve años, otro hombre confesó la violación y el crimen.

La cifra de ejecuciones en China está reduciéndose, pero aún sigue siendo el país que supera en número de condenados a muerte al de los registrados en el rest del mundo.

El año pasado el número de condenados bajó a 2 mil 400, según calculó la fundación Dui Hua, basada en Estados Unidos, que tiene buenas relaciones con círculos de la Justicia china.

Desde 2007, todas las condenas a muerte son revisadas por el Tribunal Supremo de Pekín, lo que ha llevado a una caída de las cifras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here