Al menos 69 personas murieron hoy y otras 144 resultaron heridas en los bombardeos aéreos contra las zonas de Al Ratba y Al Qaem, en la provincia de Al Anbar, en el oeste de Irak, informaron a Efe fuentes de seguridad locales.

Existe confusión sobre la autoría de estas acciones que, según una fuente de seguridad de Al Ramadi, fueron supuestamente llevadas a cabo por cazas sirios.

Sin embargo, la televisión oficial Al Iraqiya informó de que aviones no tripulados (drones) estadounidenses bombardearon posiciones del grupo extremista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL o ISIS, según sus siglas en inglés) en Al Qaem, sin dar más detalles.

A pesar de que el Gobierno iraquí ha pedido a EU que lance ataques aéreos contra los insurgentes, Washington ha dicho públicamente que sigue considerando esa opción y se ha limitado a enviar unos trescientos asesores militares para ayudar al Ejército iraquí.

Según fuentes policiales, cincuenta personas, entre ellas mujeres y menores, murieron y 122 sufrieron heridas en un bombardeo contra una gasolinera en Al Ratba.

Ese ataque también causó incendios en almacenes de gasolina y edificios cercanos, entre los que se encuentra el ayuntamiento de la localidad.

En Al Qaem, junto a la frontera con Siria, un ataque similar contra un mercado popular causó 19 muertos y 22 heridos, además de grandes daños materiales.

El puesto fronterizo y la localidad de Al Qaem, así como las vecinas poblaciones de Raua y Aana, fueron tomadas en los últimos días por insurgentes suníes, dentro de su ofensiva contra el Gobierno del chií Nuri al Maliki.

La provincia de Al Anbar es feudo del EIIL y escenario de una ofensiva del Ejército iraquí que, desde enero pasado, bombardea distintas zonas, sobre todo sus dos principales ciudades, Al Ramadi y Faluya.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here