La policía francesa detuvo esta madrugada en un hotel de la región de París a Redoine Faïd, un conocido delincuente que se había convertido en el prófugo más buscado del país al fugarse hace seis semanas de la prisión donde cumplía pena cerca de Lille.

Faïd fue capturado hacia las 03.00 hora local (01.00 GMT) en un hotel próximo a una autopista en la localidad de Pontault-Combault, en el departamento de Seine et Marne, donde llevaba varios días con un cómplice, un hombre de 29 años con antecedentes policiales, confirmó el ministro francés del Interior, Manuel Valls.

En una entrevista a la cadena “iTélé”, Valls señaló que en la habitación del hotel se encontraron armas y diversos objetos susceptibles de servir para camuflar su identidad, y añadió que no se descarta que estuviera preparando algún atraco, como los que le llevaron a la cárcel.

“Estaba siendo seguido por la Policía Judicial” que había dado con su pista hacía unos días, indicó el ministro, que destacó la acción de las fuerzas del orden “que ha permitido el arresto de un hombre peligroso”.

El titular de Interior señaló que el lugar de la captura del prófugo está a 15 kilómetros de Villers sur Marne, la ciudad en la que murió en un tiroteo con unos atracadores de un furgón blindado una policía municipal el 20 de mayo de 2010, de lo que se responsabiliza a Faïd.

Este delincuente reincidente de 41 años se escapó de la prisión de Sédequin el pasado 13 de abril, para lo cual utilizó explosivos en el centro penitenciario y retuvo a funcionarios de la cárcel.

Esa fuga, que causó una polémica sobre la seguridad de un preso como él, llevó a que Francia -además de movilizar a sus fuerzas del orden- lanzara una orden internacional de busca y captura ante la sospecha de que había huido a algún país vecino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here