A un venezolano que hace un mes mes atrás se le ocurrió bromear ante las autoridades del aeropuerto de Miami diciéndoles que llevaba una bomba, el chiste le salió mal. Ahora deberá pagar casi 90.000 dólares de multa.

La broma de Manuel Alvarado, un médico venezolano de 60 años, obligó a evacuar parcialmente el aeropuerto de la ciudad estadounidense. Es por eso que la multa, de 89.172 dólares, está basada en la necesidad de resarcir las pérdidas generadas por la evacuación de dos terminales del aeropuerto.

Antes de abordar un avión con destino a Bogotá el 22 de octubre, Alvarado respondió a un agente de la aerolínea colombiana Avianca que le hacía un interrogatorio de rutina, que transportaba explosivos C-4.

Pese a que el cirujano, que ejerce en Venezuela, afirmó luego que se trataba de una broma, las autoridades lo arrestaron y desplegaron el operativo de emergencia en el aeropuerto internacional de Miami, Florida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here