Un hombre armado retiene a un número indeterminado de rehenes en una tienda de chocolates Lindt con cafetería en la ciudad australiana de Sidney.

Según los últimos reportes, cinco personas salieron del local ocupado, aunque no se sabe si escaparon o si fueron liberados por el secuestrador.

El comisionado de la policía del estado de Nueva Gales del Sur, Andrew Scipione, explicó en una comparecencia ante la prensa que las negociaciones continúan, ocho horas después de que el hombre armado irrumpiera en la cafetería.

Señaló que “no es apropiado explicar las tácticas” ni dar detalles, y en esa línea, ni confirmó ni desmintió si las luces del café se habían apagado, tal como había informado el canal local Channel 7.

Además, Scipione subrayó que “el único objetivo es sacar a la gente que está retenida de forma segura de ese café”.

Fueron unas declaraciones similares a las ofrecidas una hora antes por la vicecomisionada de la policía del estado de Nueva Gales del Sur, Catherine Burn.

“Están siendo negociaciones muy delicadas”, matizó.

“Y nuestro objetivo es solucionarlo de forma pacífica”.

Por ello, evitó dar mayor información, como el número de personas que permanecen retenidas en el edificio o las peticiones del hombre armado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here