Cinco cadáveres encontrados hoy aumentaron a 94 la cifra de muertos como consecuencia del terremoto de 6.6 grados de magnitud en la escala de Richter que estremeció la víspera la provincia noroccidental china de Gansu.

Autoridades locales confirmaron que más de 226 mil personas fueron evacuadas hacia zonas seguras.

Los heridos ya superan el millar, sin contabilizar las personas que continúan desaparecidas.

La amenaza de fuertes lluvias previstas para los próximos dos días pudiera dificultar las tareas de los equipos de rescate que mantienen la búsqueda de personas entre los escombros, así como las misiones de traslado y atención de damnificados.

Los equipos de rescate están compuestos por más de dos mil soldados, equipos médicos y unos 300 policías.

Especialistas contabilizan los daños que arrojan 52 mil hogares completamente destruidos y 240 mil viviendas con severas muestras de daños en sus estructuras.

Fuentes oficiales confirman que el gobierno chino envió la víspera a la zona afectada 10 mil tiendas de campaña y 30 mil sábanas como avanzada de los recursos que se destinarán para la recuperación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here