Una controversial ley de Fort Lauderdale (sur de Florida) está recibiendo críticas luego que un anciano de 90 años y dos pastores fueron arrestados por alimentar a los desamparados.

El activista Arnold Abbott enfrenta un máximo de dos meses de prisión por violar una ordenanza de la ciudad que prácticamente prohibe a grupos o personas compartir la comida con los hambrientos.

El alcalde de Fort Lauderdale, Jack Seiler, dijo que advirtió de los arrestos al entrar en vigor la ordenanza el pasado viernes, pero Abbott indicó que está pensando tomar acciones legales.

El funcionario dijo que quiere mantener “la ciudad limpia” de los desamparados.

“Voy a tener que ir a la corte otra vez… estos son los más pobres entre los pobres y no tienen nada”, dijo Abbott en declaraciones a la prensa de Florida.

En 1999, Abbott demandó con éxito a la ciudad por la prohibición de alimentar a desamparados en la playa.

Abbott dice que va a seguir alimentando a las personas sin hogar y mientras que él no quiere ser arrestado, él está preparado para la posibilidad.

En un caso separado al de Abbott también fueron arrestados dos pastores: Dwayne Blackand y Mark Sims. Todos enfrentan dos meses de cárcel y una multa de $500 por violar la ordenanza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here