BUENOS AIRES, ARGENTINA- Luciano ‘Lucky’ Sosto, acusado por violar y matar a su mamá en 2013 y preso en el penal de Marcos Paz desde hace un año, en su época de auge como sommelier y empresario gastronómico se había convertido en una fuente de consulta obligada en todos los temas relacionados con bebidas. Así, en su rol de winner consulting recomendaba beber champagne antes de una noche de sexo.

“Definitivamente lo mejor es el champagne por su elegancia, su tradición, su prestigio y su glamour como así también por el efecto que provocan las burbujas y también los vinos espumantes”, fue la preferencia de Sosto para una primera cita en un artículo periodístico de la revista Brando titulado: ‘Qué te conviene beber antes de una noche de sexo’.

Para una ocasión especial de pareja, el sommelier optaba por el wisky “una medida es políticamente correcta, dos medidas la alegría es excesiva y tres medidas produce borrachera y pone en peligro el rendimiento sexual”; para una noche de pasión intensa, el Mezcal; mientras que para todos los días su elección era el vino o la cerveza.

Hijo de un reconocido empresario gastronómico y dueño de Guido´s Bar (ubicado en República de la India 2843 en Palermo), el detenido fue propietario desde 2000 hasta 2009 del restó Lucky Luciano, de Cerviño 3943, que luego pasara a manos de su padre y se convirtiera en Guido restaurante.

Licenciado en Comercialización y Marketing en 2005, dos años antes de obtener su título ya era presidente de la Asociación Argentina de Sommeliers (2003-2005); mientras que en 2004 fue premiado con el Sumiller de Oro Internacional en España.

En su currículum, Sosto destaca que fue socio fundador del Centro Argentino de Vinos y Espirituosas (2007-2009), donde dictan las carreras de Bartenter y Sommelier, ésta última con título oficial; y director de Los Loros (2007-2009), un bar de Buenos Aires.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here