Las protestas regresaron hoy a las calles de Hong Kong, tras las infructuosos negociaciones de la víspera entre el Gobierno y representantes del movimiento pro democrático “Occupy Central”.

Cientos manifestantes marcharon desde el centro de la ciudad hacia la casa del jefe del Ejecutivo de Hong Kong, Leung Chun-ying, para exigir una vez más su dimisión, por su respaldo a las políticas de China para elegir a su sucesor.

Las nuevas protestas fueron organizada por más de 30 grupos de activistas, entre ellos la Confederación de Sindicatos, el movimiento Barrio, la Federación de Estudiantes y el Centro de Servicio de los Trabajadores.

Muchos de los manifestantes se mostraron molestos por las declaraciones de Leung en días pasados sobre que una democracia más representativa en Hong Kong es inaceptable, en parte porque llevaría a que “gente pobre” pudiera tener más voz en la política.

Uno de los organizadores de las manifestaciones, Agatha Wong, condenó las declaraciones del líder de Hong Kong, y recordó que incluir a todos los sectores de la sociedad fue una las promesas que hizo antes de ser elegido como presidente ejecutivo en 2012.

El activista recordó que durante su campaña electoral, Leung fue alrededor de Hong Kong para visitar a las familias pobres, y dijo que tomará medidas para aliviar su pobreza si era elegido, pero ahora quería proteger a los ricos, informó el diario The Standard en su página web.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here