Alcalde de San Salvador enfrentado con la prensa de su país

0
3

San Salvador. El número telefónico que aparece como “Nayib Bukele” en la lista de contactos de José Carlos Navarro, gerente de Búnker y detenido por su participación en los ciberataques en contra de La Prensa Gráfica, volvió a lanzar amenazas contra el director editorial de este periódico, Gabriel Trillos.

El sábado 6 de febrero, en altas horas de la noche, un día después de que se reveló el informe pericial con los hallazgos descubiertos en los teléfonos y computadoras decomisados a Najarro y a Andrés Ricardo Ortiz Lara, el número 76082793, anotado en la agenda del director editorial como uno de los tres números con los que se comunicaba con Bukele desde la campaña electoral, volvió a lanzar amenazas.

“Decile a tu jefe que entre más mentiras siga sacando, más clientes va a perder y su apellido no va a valer cinco centavos. No es para negociar, solo es divertido decírtelo”, escribió, acompañando el mensaje con un emoticon.

“Guardá estos mensajes para cuando hagan recorte de personal y empiecen por vos, por haber tirado a la basura tu ética y tu moral”, continuó.

Los primeros ataques a través de esta vía contra el director editorial comenzaron en junio de 2015, cuando La Prensa Gráfica empezó a publicar notas sobre la contratación de familiares del alcalde Bukele en la alcaldía capitalina.

Además, en redes sociales Bukele también criticó a los medios de comunicación que divulgaron esta información. Este periódico conoce de constantes mensajes y llamadas del alcalde a otros directores de medios de comunicación reclamando por noticias que, según él, no le favorecen o no tienen el ángulo que él quisiera, o no son propaganda de sus actividades como funcionario.

El sábado 6 de junio por la noche se registraron los primeros dos mensajes de Bukele al director editorial, uno a las 6:15 p. m. y el segundo a las 11:32 p. m. con la imagen adjunta de la portada de La Prensa Gráfica de su edición del domingo 7 de junio. La madera del periódico de ese domingo sería sobre el caso de los familiares: “TEG investiga plazas en la Alcaldía de San Salvador” y el escueto comentario con sorna de parte del remitente “jajaj ok”.

Los siguientes mensajes llegaron el 14 y el 25 de junio. Ambos, a altas horas de la noche, coincidiendo con las fechas en las que desde ese mismo celular se mensajeó con sus allegados del grupo de Búnker sobre los ataques a LPG.

En el mensaje del 14 de junio, el alcalde interpretaba las publicaciones como una supuesta guerra en su contra, y dado que la noticia sobre sus familiares tenía una pausa noticiosa, el funcionario la consideraba un “alto al fuego” unilateral.

El 25 de junio, Bukele hizo uno de los mensajes más reveladores . Acepta la campaña en contra de LPG y envía un mensaje al presidente del periódico, quien luego sería el blanco de los ataques con los sitios falsos.

“No creo que quede un gramo de credibilidad del periódico si seguimos una semana más… Después vamos contra la compra de ejemplares y luego, publicidad. Decile a tu jefe que si quiere hacemos tregua. No tenemos nada contra ustedes. Ustedes empezaron”, se lee en el mensaje enviado por WhatsApp.

En su mitin del miércoles frente a la Fiscalía General, Bukele se enfundó una camiseta con la leyenda “No compres El Diario de Hoy y La Prensa Gráfica”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here