Catorce mujeres y niños murieron este jueves cuando una bomba explotó mientras se reunían en un cementerio de Afganistán para honrar a un familiar fallecido, informaron las autoridades.

El explosivo, que alguien había plantado en el cementerio, hirió a cuatro personas más, dijo Ahmad Zia Abdulzai, portavoz del gobernador de la provincia oriental de Nangarhar.

La policía está investigando. Ellos creen que los asesinatos no están relacionados con terrorismo, sino con un acto de violencia personal.

El asesinato tuvo lugar el primer día de Eid al-Fitr, que marca el mayor día de fiesta del Ramadán en el calendario islámico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here