Las autoridades de la Ciudad de México han advertido del aumento de intentos de extorsión mediante WhatsApp perpetrados por delincuentes que se arman con los datos privados que sus víctimas publican en las redes sociales.

Las fotos de los usuarios, imágenes de sus hijos y la descripción de los lugares que frecuentan, entre otra información privada divulgada en las redes sociales, pueden ser utilizadas por delincuentes como instrumento para amedrentarlos y darles a entender que están siendo vigilados y que pueden infligirles daño a ellos y a sus familiares, afirmó Eduardo Pliego, subdirector de la Policía de Ciberdelincuencia Preventiva de Ciudad de México, adscrita a la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal.

En una entrevista, el funcionario indicó que en los últimos meses la Policía ha recibido cerca de 30 denuncias semanales de ciudadanos que acuden a la autoridad después de haberse convertido en víctimas de chantaje a través de WhatsApp, según datos de la agencia RT.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here