Una crítica clásica a los dispositivos móviles es que, al tener el tamaño necesario para caber en un bolsillo, las teclas que aparecen en las pantallas deben ser sumamente pequeñas. Por este motivo se desarrollaron varios tipos de teclados, como los flexibles, pero suelen ser sumamente imprácticos.

En vista de esto, la compañía emergente AirType se encuentra desarrollando una posible solución: un teclado sin teclado. ¿En qué consiste esto? Dos brazaletes de alta tecnología que, al ser puestos sobre las manos, registran los movimientos de los dedos y detectan qué letras uno tocaría en un teclado físico, pero en el aire.

Además, estos brazaletes se adaptan al movimiento de las manos y no al revés, y podrán ser enganchados a las tabletas para transportarlos con facilidad. También se desarrollaría una app que incorporía una corrección y una predicción de texto dinámicas.

Aunque aún no se sabe cuándo será lanzado el dispositivo, que se encuentra en etapa de prototipo, ya cuenta con varios inversores e ingenieros, entre los que se destaca Bob Metcalfe, creador del cable Ethernet.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here