El Parlamento de Turquía ha aprobado una ley que da desde este miércoles poder al Ejecutivo para bloquear cualquier web en un plazo de cuatro horas, aunque la decisión debe ser refrendada por un juez en las siguientes 48 horas.

La norma, aprobada la pasada noche en una sesión extraordinaria, amplía las competencias de la Autoridad de Telecomunicaciones turca (TIB), que ya desde febrero tiene amplios poderes para controlar el tráfico de internet y bloquear páginas web si detecta “violaciones de privacidad”, informa el diario Milliyet.

Este supuesto se amplía ahora a “la protección de la seguridad nacional y el orden público, así como la prevención de crímenes”.

Además, los proveedores de internet deben bloquear el acceso a la página en cuestión en un máximo de 4 horas desde la petición de la TIB, en lugar de las 24 horas actuales.

La TIB, en cambio, sigue teniendo un plazo de 24 horas para solicitar una autorización judicial del bloqueo, y ésta debe llegar en un máximo de 48 horas, detalles que no han cambiado desde la polémica ley de febrero, que provocó amplias protestas populares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here