Las comunicaciones satelitales y la navegación aéreas podrían verse afectadas en las próximas 48 horas por una poderosa tormenta solar, alertó el miércoles el Centro de Clima Espacial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) estadounidense.

La erupción solar se registró a las 17: 45 GMT del miércoles y fue clasificada en la clase X, la más poderosa y el desencadenamiento de la tormenta, destacaron científicos de NOAA.

La agencia Notimex amplía la información

La erupción provocó una nube de partículas cargadas que se desplazan por el espacio, y que al llegar a la Tierra alterarían las comunicaciones el jueves y viernes.

De acuerdo con los científicos de la NOAA, la llamarada solar “ya tuvo impacto en las comunicaciones de radio de alta frecuencia en la Tierra este día (miércoles)”.

“Una eyección de masa coronal (CME) asociada a este evento es probable, pero es necesario un análisis más detallado para determinar si se producirá una tormenta geomagnética en la Tierra”, precisaron.

Una eyección de masa coronal contiene miles de millones de toneladas de hidrógeno, iones de helio, protones y electrones emitidos desde la superficie del Sol.

El incremento de la actividad geomagnética y de la radiación solar afectaría las comunicaciones satelitales, la navegación aérea y marítima que utiliza sistemas de localización GPS de alta precisión, e incluso la generación de energía eléctrica.

Los aviones que sobrevuelen los casquetes polares podrían experimentar problemas de comunicación durante esos días.

La tormenta solar también incrementaría la presencia de auroras boreales o australes, también conocidas como luces del norte y del sur, para los observadores del cielo en las latitudes altas del planeta.

Los científicos explicaron que la fuerza de la tormenta solar del miércoles se debe a que la erupción se produjo en una mancha solar orientada hacia nuestro planeta, conocida como Región Activa 2158, que había disparado otra intensa llamarada solar el martes.

Ambos fenómenos fueron captados por una cámara del Observatorio Espacial de Dinámica Solar de la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA) estadounidense.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here