Las armas impresas en 3D han experimentado una indudable evolución, pero todavía se deformaban después de efectuar disparos con ellas. Pero un estadounidense logró diseñar una bala impresa 3D más resistente.

Michael Crumling, un mecánico de 25 años residente de Pensilvania, EU, desarrolló un modelo que deja la parte superior de la recámara del arma descubierta. Para no dañar el arma, la pólvora se encuentra en un casquillo de metal grueso, reporta el portal ‘Wired’.

Las balas funcionan gracias al espeso casquillo que carga una bala de plomo a una pulgada de profundidad.

Así, la fuerza de la explosión se traspasa del cuerpo de plástico de la pistola a este cartucho, realizando la función de otro cañón de metal con más resistencia.

De acuerdo con el sitio web actualidad.rt.com, Crumling asegura que se puede hacer este tipo de pistola con cualquier impresora 3D, pero que las balas se producen individualmente.

Es un trabajo complicado y minucioso, pero posible de realizar en casa, dice.

Asimismo, requiere materiales baratos por lo que el arma no resulta muy cara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here