El día que Apple dio a conocer sus nuevos teléfonos, las acciones de la compañía bajaron un 0,38% y luego un 1,7% más, la semana pasada. Algo que contrasta con el incremento del 40% que venía experimentado la empresa en lo que va de 2017.

Habrá que esperar el impacto que podría tener la próxima salida a la venta del iPhone X, uno de los smartphones más esperados. Sin embargo, los datos conocidos hasta el momento merecen un análisis detenido del lugar que hoy ocupa Apple en el mercado de los celulares.

Disminución del interés
La evolución del iPhone 7 parece no haber despertado demasiado interés en los usuarios. Según un informe de la consultora Rosenblatt Securities, la demanda inicial del iPhone 8 fue significativamente menor que la de otros modelos de Apple: durante los primeros tres días se reservaron 1,5 millones en el sitio chino JD.com, en contraste con los 3,5 millones del iPhone 7, que se habían ordenado, luego de su lanzamiento, el año pasado.

¿Por qué disminuyó la demanda? Un punto que no puede dejar de mencionar es que el gigante de Cupertino presentó como grandes novedades algunos tipos de tecnologías que ya están disponibles en otros dispositivos: la pantalla OLED o la carga inalámbrica y rápida, por ejemplo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here