La red social para compartir fotos Instagram recibió un contragolpe este martes cuando sus usuarios comenzaron a debatir si dejar de lado la aplicación debido a un cambio en su política de privacidad que le otorga a la compañía los derechos para usar mundialmente las imágenes subidas a la red.

Los cambios en las políticas de privacidad y en los términos de servicio de la red propiedad de Facebook entrarán en vigor el 16 de enero, e incluyen formulaciones mediante las cuales las fotos de los usuarios pueden ser utilizadas por anunciantes en cualquier lugar en línea.

“Por la presente concede a Instagram una licencia no exclusiva, totalmente pagada, transferible, libre de regalías, sublicenciable, mundial para utilizar el contenido que publique en o través del servicio”, establecen los nuevos términos de la red.

“Aceptas que un negocio u otra entidad pueda pagarnos para mostrar tu usuario, tus gustos, fotos o acciones que llevas a cabo, en conexión con patrocinadores de pago o promociones sin ningún tipo de compensación para ti”, agrega.

Instagram sostiene que no está solicitando la propiedad de las imágenes de los usuarios, sino que tan sólo desea hacer lo que quiera con ellas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here