El danés Dennis Sorensen pasará a la historia por ser la primera persona con una mano amputada que ha podido volver a tener sentido del tacto. Dennis, gracias a una mano protésica con un cable conectado a los nervios de su brazo, ha vuelto a tener información sensorial en tiempo real. Así, ha podido asir objetos intuitivamente e identificar lo que estaba tocando mientras tenía los ojos vendados como, por ejemplo, una mandarina o una pelota de béisbol.

Diez años después de haber perdido su mano izquierda se ha convertido en el primer amputado del mundo capaz de tener información sensorial en su mano. El mérito es del trabajo de un equipo de investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Laussana-EPFL, en Suiza y del Centro de Microrrobótica-SSSA, en Italia, que han desarrollado un complejo y revolucionario sistema de retroalimentación sensorial que permite conectar la mano biónica al sistema nervioso del brazo de Dennis. El experimento del prototipo de esta tecnología biónica se probó en febrero de 2013 durante un ensayo clínico en el Hospital Gemelli, en Roma, bajo la supervisión de Paolo Maria Rossini, y sus resultados acaban de ser publicados en «Science Translational Medicine».

El estudio, llamado Lifehand 2, demuestra que las manos protésicas equipadas con sensores artificiales podrían transformarse en prótesis más útiles y más reales al tener capacidad sensorial. Los resultados también sugieren que, utilizando este revolucionario sistema de retroalimentación sensorial, podrían generarse prótesis de mano capaces de sentir otras sensaciones, como la textura o temperatura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here