La historia del hackeo a PlayStation Network y Xbox Live ha dado un giro inesperado. El controversial creador de Megaupload, Kim Dotcom, se volvió el salvador de la Navidad para los gamers, ya que fue el responsable de ponerle fin a este ataque.

Pero este acto no ha sido desinteresado, Dotcom acabó con esta situación debido a que  el ciberataque no le permitía jugar el título Destiny a través de Xbox Live. Así lo señaló en un mensaje en la red social Twitter.

En la publicación, Dotcom se dirigió a Lizard Squad, los autores de este ataque, y les ofreció una suscripción premium de por vida para su servicio Mega.

“Hola @LizardMafia, quiero jugar #Destiny en XBOX Live. Les daré a todo su equipo tickets premium de por vida a Mega si nos dejan jugar, ¿Cool?”.