El estudio publicado en la revista American Economic Review, establece que el peso que tienen los niños a la hora de nacer, aparte de ser un indicador de la salud del recién nacido, marca una diferencia de cara a su futuro académico.

Dicha conclusión se desprende del análisis de los datos y seguimiento a lo largo de la escuela de 1.6 millones de niños nacidos en Florida entre 1992 y 2002. Los investigadores encontraron que cuanto mayor fue el peso al nacer, mejores resultados se obtuvieron en las pruebas de lectura y matemáticas en la escuela. Los resultados se mantuvieron a lo largo de la escuela primaria y en la escuela media, independientemente de la calidad de la escuela a la que asistieron.

“Estos resultados se mantuvieron cuando los factores socioeconómicos y demográficos fueron iguales entre las familias de los niños, pero cuando no eran iguales, mayor peso al nacer no siempre se traduce en un mejor rendimiento en la escuela”, resaltó Jeffrey Roth, coautor del estudio en información difundida por la Universidad de Florida.

“Los efectos estimados de bajo peso al nacer están presentes para los niños con padres de alto nivel de educación y poca educación por igual, para los hijos de madres jóvenes y viejos, y para los niños de todas las razas y etnias, estatus migratorio de los padres, estado civil de los padres y otras características de fondo”, añadió.

“Nuestros resultados son notablemente consistentes: Los niños con mayor peso al nacer entran a la escuela con una ventaja cognitiva que se mantiene estable a través de los años de primaria y secundaria”, escribieron los autores del trabajo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingles), refieren que el peso del bebé al nacer es el que se toma inmediatamente después de haber nacido. Un bebé pequeño se considera al que pesa menos de 5.5 libras y un bebé grande más de 8.8 libras.

Uno de bajo peso puede indicar que es demasiado pequeño, que nació antes de tiempo (prematuro) o ambas cosas. Esto puede deberse a muchas causas; por ejemplo, problemas de salud de la mamá, factores genéticos, problemas con la placenta o que la madre haya abusado de sustancias durante el embarazo.

Algunos de bajo peso pueden estar a riesgo de algunos problemas de salud. Unos pueden enfermarse o desarrollar infecciones en los primeros días.