Sobrepeso incrementa posibilidad de tener cáncer de mama

0
2

Las mujeres deben poner atención a su sobrepeso e índice de masa corporal antes, durante y después de su etapa reproductiva, pues este podría ser un factor que determine el desarrollo de cáncer de mama.

Una especialista señaló que el índice de grasa corporal y dicho padecimiento están asociados aún sin antecedentes genéticos.

Indicó que al realizar un estudio a 43 pacientes oncológicas se percató que las mujeres cuyos cuerpos almacenaron más grasa corporal, tuvieron hasta un 15.7 por ciento más de incidencia en cáncer mamario dependiente de estrógenos respecto a otras pacientes.

Añadió que la población femenina debe estar cada vez más alerta de su estado físico, pues este tipo de cáncer es el más frecuente en Jalisco y también a de México.

El índice de masa corporal puede pasar desapercibido, muchas veces porque no necesariamente se caracteriza por un cuerpo voluminoso, puede haber un desequilibrio aún en mujeres delgadas.

Durante el análisis realizado por la especialista se descubrió que las tasas de obesidad y cáncer de mama han tenido un incremento paralelo en los últimos años, lo que asocia directamente ambas patologías.

“Se tomaron en cuenta tanto las características de la enfermedad como la composición física de cada paciente y se notó que el porcentaje de adiposidad predisponía la aparición del cáncer mamario dependiente de estrógenos”, apuntó.

Lo anterior, detalló, se debe a que dicha hormona queda almacenada entre la piel y el tejido muscular en la menopausia, es decir, una vez que los ovarios ya no la generen o la mujer ya no tenga necesidad de ingerirla.

La grasa corporal sufre una “aromatización” estrogénica y ese sería el factor determinante en la predisposición al cáncer, incluso en personas sin antecedentes familiares.

“Los ovarios no producen más estrógeno, pero el tejido graso lo almacena y de alguna manera se sigue produciendo en mujeres durante la menopausia”, resaltó.

Advirtió que un inadecuado estilo de vida suma factores de riesgo, por lo cual es importante que desde la juventud, aun cuando no haya antecedentes familiares, las mujeres eviten la vida sedentaria, consuman la cantidad de agua acorde a su complexión física.

Asimismo, sugirió que lleven una dieta que incorpore todos los grupos de alimentos saludables para disminuir considerablemente el riesgo a este tipo de cáncer una vez sobrepasada la edad reproductiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here