“Panchito” es un niño de 14 años que saltó a las pantallas de televisión porque el peso de su cuerpo lo estaba aplastando. Literalmente: las piernas se le arquearon en la medida en que ganaba a diario más y más volumen.

En 24 meses pasó de los 120 kilos (264 libras) que pesaba en 2012 a los 191 kilos, (420 libras), hasta hace cinco meses e iba para más si acaso no hubiera intervenido el Hospital Regional de Alta Especialidad en su natal Tabasco, al sureste del país.

Los médicos de esa clínica tienen años tratando de controlar el sobrepeso de la población en el estado con poca atención en la calidad de la alimentación y la salud.

El problema es un asunto que quitaría el sueño a cualquiera: si México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil, según cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con el 30% de esa población afectada; Tabasco tiene el doble: seis de cada 10 niños.

Panchito era la representación más dramática del problema.

“Si dejamos a ese niño crecer con la obesidad, en el futuro presentaría problemas de salud, como diabetes, hipertensión y del corazón”, explicó Roberto Carlos Cisneros, quien encabezó un equipo multidisciplinario de la Secretaría de Salud en la región, que realizó una “laparoscopia” con la que Panchito perdió 45 kilos (99 libras) desde abril pasado.

Esta cirugía consiste en colocar una banda alrededor del estómago para crear una bolsa que da al paciente la sensación de estar lleno al tiempo que absorbe una parte de las calorías a través de la colocación de un “bypass” gástrico.

Con este caso exitoso, se sientan las bases para iniciar una Clínica de Obesidad Mórbida en la región, a través de un protocolo de manejo multidisciplinario para selección de los pacientes candidatos a cirugía metabólica.

Los niveles de obesidad en México han aumentado rápidamente durante los últimos 5 años, al igual que para el resto de los países miembros de la OCDE, aunque éstos han registrado tasas más lentas que antes. La obesidad se ha mantenido prácticamente estable en Inglaterra, Italia, Corea, y E.UU; en contraste se ha incrementado entre 2% y 3% en México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here