Médicos que atendían una joven que siquiera podía tomar agua hallaron en su estómago una bola de pelo de nueve libras.
Ayperi Alekseeva (18), de Kirguistán, sufrió por meses de deshidratación y malnutrición porque no podía ingerir alimentos ni bebidas debido a su situación.

Medios locales reseñaron que la adolescente pasó años comiendo los pelos que recogía de la alfombra y mordiendo las puntas de su propio cabello.

“(Operarla) era la única alternativa- nada más podía resolver el problema. De hecho, su estomago estaba tan gravemente hinchado por el pelo y los pedazos de lana de la alfombra que, literalmente, rezumó cuando cortamos la pared”, dijo este semana a The Telegraph, Bahadir Bebezov, uno de los cirujanos que operó a la paciente.

El especialista de Bishkek Hospital añadió que nunca había visto algo igual tras verificar archivos médicos de 50 anos atrás.

La tricofagia o el Síndrome de Rapunzel es un transtorno compulsivo que lleva a las personas a engullir sus cabellos o los de otros.

“Su acumulación en las vías digestivas puede causar trastornos serios debido al bloqueo gástrico o intestinal”, explica el sitio web Tricotilomania.org

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here