La Organización Mundial de la Salud llamó a establecer una regulación para detener la promoción de los fabricantes de cigarrillos electrónicos de sus productos como “para dejar de fumar”.

La OMS dijo que este tipo de cigarrillos también debe ser prohibido en espacios públicos cerrados, ya que los efectos del vapor en los no fumadores todavía no se conocen.

Usuarios de cigarrillos electrónicos inhalan nicotina vaporizada, la que algunos científicos describen como menos dañina que los cigarrillos convencionales.

La OMS ha expresado su preocupación de que el mercado de cigarrillos electrónicos, de más de US$1.000 millones, esté controlado por las compañías tabacaleras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here