Desde que el pasado diciembre se registrara un primer caso en América, el virus chikungunya, que aún no tiene cura, se expande rápidamente por el continente. Solamente en el Caribe se han registrado 165 mil 990 casos de infección.

El virus chikungunya se transmite por una especie de mosquito y es muy parecido al dengue, lo que dificulta su diagnóstico.

El virus no es curable, y el tratamiento se limita al alivio de los síntomas, como fiebre, erupciones cutáneas, así como severo dolor muscular, articular y de cabeza, según publica el sitio web actualidad.rt.com.

El chikungunya muy pocas veces causa la muerte (mayormente entre la gente anciana), pero sus consecuencias pueden sentirse durante meses o incluso años.

El virus se originó en África, el sudeste de Asia y Oceanía, pero en diciembre pasado fue registrado un primer caso en América, en la isla caribeña San Martín.

Desde entonces y hasta el pasado 13 de junio solo en el Caribe fueron reportados 165 mil 990 casos con síntomas similares a la enfermedad, aunque de estos solamente cuatro mil 576 fueron confirmados oficialmente como chikungunya, según datos de la Organización Panamericana de la Salud. Los 14 casos resultaron letales.

La mayoría absoluta de los casos documentados se han registrado en la Republica Dominicana y Martinica.

El miércoles las autoridades de Cuba confirmaron al menos los primeros seis casos en la isla.

Además, el virus ya se ha difundido por la mayor parte del continente, llegando hasta EU, así como a 18 países y territorios americanos incluyendo Brasil, Panamá, Venezuela, Chile y Puerto Rico, informa el periódico ‘El Espectador’, citando datos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC en inglés) de EU.

Se informó que la región que podría resultar la más afectada es América Central, donde el chikungunya amenaza con adquirir carácter epidémico.

El miércoles el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, anunció que se declarará una situación de alerta para combatir a los transmisores del chikungunya en los lugares donde ha aparecido la enfermedad y evitar así que se extienda a todo el país, argumentando que “puede convertirse en una epidemia”, especialmente durante la presente temporada de lluvias.

Hasta ahora en este país, que no tiene salida al Mar Caribe, alrededor de mil 119 personas han resultado afectadas.

También Nicaragua y Costa Rica han tomado medidas para afrontar una posible epidemia del virus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here