El virus del chikungunya llegó ya al corazón de Suramérica después de haberse extendido desde el Caribe a Centroamérica y Norteamérica, y, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), ya hay 10 mil 845 casos confirmados de esta enfermedad y al menos 113 muertes en todo el continente.

La semana pasada se conoció que ya hay siete casos autóctonos de esta enfermedad en Brasil, dos en el estado amazónico de Amapá y cinco en Bahía, con lo que ya son tres los países suramericanos donde hay personas que se han contagiado sin viajar al exterior.

Los otros dos son Colombia y Venezuela, con 42 y 328 casos autóctonos confirmados, según el último reporte de la OPS, correspondiente al 19 de septiembre.

De acuerdo con la OPS, solo Ecuador, Uruguay y Honduras están libres del chikungunya, un virus del que ya hay nueve mil 537 casos autóctonos, mil 308 importados y 729 mil 178 sospechosos en todo el continente.

Al menos 113 personas han muerto en América, todas ellas en las islas del Caribe, después de haber contraído el virus del chikungunya, según la OPS, que no aclara si las muertes son directamente atribuibles a ese virus.

Según el informe de la OPS hay registradas 55 muertes en Martinica, 49 en Guadalupe, seis en República Dominicana y tres más en San Martín, la isla donde se detectó el primer caso en el continente.

Dicho reporte no incluye la muerte anunciada este lunes, por la Secretaría de Salud del departamento colombiano de Sucre, de una niña de once meses, procedente de Venezuela, que se convirtió en la primera víctima mortal en el país andino, un caso que las autoridades calificaron de “muy puntual”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here