Por primera vez investigadores descubrieron un gen que está vinculado al padecimiento de autismo en un 15% de pacientes, y su hallazgo podría conducir a una manera diferente de hacer análisis clínicos para esa condición.

Los niños que tienen mutaciones del gen llamado CHD8 tienen un tamaño de cabeza más grande de lo normal, ojos separados ampliamente, problemas gastrointestinales y de sueño.

En una investigación que involucró a 13 instituciones de todo el mundo, se examinaron a más de 6.000 jóvenes con trastorno del espectro autista, y descubrieron que 15% de estos niños tenían mutaciones del gen CHD8.

Los científicos calificaron el descubrimiento como “un elemento de cambio” porque ellos creen que podría conducir al descubrimiento de cientos de más mutaciones genéticas implicadas en el desarreglo del desarrollo.

Con el tiempo, los investigadores predicen una prueba genética que podría ser ofrecida a familias para ayudar a guiarlas sobre qué esperar y cómo cuidar a un niño con autismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here