Un equipo de investigadores de Rosario y Tucumán, con la colaboración de profesionales del exterior, desarrolló un nuevo material biodegradable que promueve la regeneración de huesos lesionados sin la necesidad de someter al paciente a implantes externos.

Se trata de un producto derivado de la elastina natural, una proteína que confiere elasticidad a los tejidos, a los que se fusionaron mediante técnicas de ingeniería genética. Esta proteína participa del desarrollo de huesos y cartílagos (BMP-2) y secuencias de aminoácidos que promueven la adhesión celular.

“El material que estamos desarrollando se obtiene de derivados de la elastina natural, una proteína que confiere elasticidad a los tejidos, y que, aplicado en forma de gel en una lesión ósea, promueve la creación de nuevo tejido y se va biodegradando hasta desaparecer del organismo”, aseguró Sara Feldman, líder del proyecto e investigadora del Conicet y del Consejo de Investigaciones de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) a Télam.

Por el momento, el producto superó la prueba in vitro y ya avanza en la aplicación en animales de laboratorios. Los resultados en esta segunda etapa parecen prometedores para el desarrollo de una innovadora solución ósea.

“Observamos a nivel macroscópico y tomográfico que el tejido estaba reparado. En tanto, al microscopio, vimos formación de hueso compacto y células del tipo particular del tejido óseo”, aseguró Feldman.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here