El laboratorio estatal brasileño Fiocruz liberó hoy 10,000 mosquitos portadores de una bacteria que les impide transmitir el dengue y con la que pretenden minar la reproducción de los insectos que transmiten la enfermedad.

La liberación de los mosquitos contaminados con la bacteria fue hecha en una favela de Río de Janeiro en el desarrollo de la campaña “Eliminar el dengue: desafío de Brasil” y forma parte de un proyecto internacional que prueba ese método de combate a la enfermedad en varios países.

Los investigadores inyectaron la bacteria Wolbachia, presente en el 60 % de los insectos del mundo e inofensiva para el ser humano, en el Aedes aegypti, el mosquito que transmite el dengue, con el propósito igualmente de que las nuevas generaciones hereden este bacilo y poco a poco aumente su porcentaje en el ambiente.

El experimento ya fue utilizado en regiones de Australia, Indonesia y Vietnam, y la localidad elegida para la primera experiencia de este tipo en Sudamérica fue la favela de Tubiacanga, en la zona norte de Río de Janeiro.

Durante los próximos 3 o 4 meses, en función de la adaptación en el ambiente de los insectos, se liberarán semanalmente 10,000 mosquitos inocuos en esta comunidad.

Según el líder del proyecto en Brasil, el investigador Luciano Moreira, “serán necesarios un par de años” para poder observar el impacto del experimento en la reducción de los casos de dengue, que en lo que va de año ha causado la muerte a 336 personas en Brasil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here