Después de registrar más de 20 casos mortales, sobre todo en Medio Oriente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó ayer una advertencia ante un nuevo coronavirus, que considera un “peligro para todo el mundo”.

Entre todos los problemas para la salud, ese agente patógeno es el que más preocupa en la actualidad, señaló la directora general de la OMS, Margaret Chan, en Ginebra.

“El nuevo coronavirus es un peligro para todo el mundo”, similar al del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) que dejó unos 800 muertos hace diez años.

La OMS registró desde septiembre de 2012 y hasta el 23 de mayo 44 infecciones confirmadas en ocho países con el nuevo patógeno MERS-CoV.

Veintidós pacientes murieron a consecuencia de la enfermedad, cuyos síntomas son similares a los de la gripe. Precisamente ayer se conoció la primera víctima mortal en Francia, según informaron las autoridades sanitarias en París.

El diagnóstico a un hombre de 65 años de la localidad de Lille se realizó a comienzos de mayo, tras un viaje a Arabia Saudita.

Una segunda persona infectada por el virus en Francia se encuentra en condición estable, pero “sigue muy grave”, indicó el parte médico del Hospital Universitario de Lille, donde ambos pacientes compartieron habitación.

La ministra francesa de Salud, Marisol Touraine, afirmó que el gobierno permanece alerta, pero subrayó que más allá de la muerte del paciente, “no hay ninguna nueva situación actual con respecto a la enfermedad en el país”.

“En relación a los peligros potenciales sabemos demasiado poco sobre este virus”, dijo Chan, según un comunicado de la OMS al finalizar la 66 asamblea mundial de la salud. “Ninguna nueva enfermedad que se extiende con más rapidez que nuestra comprensión está bajo control”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here