Aceite de oliva protege el cerebro del Alzheimer

Los beneficios de la dieta mediterránea son ampliamente conocidos, pero un nuevo estudio muestra que el aceite de oliva extra virgen, una parte clave de la dieta, puede proteger contra “el deterioro cognitivo”.

Específicamente, dicen los investigadores de la Universidad Temple de Filadelfia, el aceite de oliva extra virgen, “protege la memoria y la capacidad de aprendizaje y reduce la formación de placas beta-amiloides y ovillos neurofibrilares en el cerebro – marcadores clásicos de la enfermedad de Alzheimer “.

Los científicos dicen que el aceite de oliva redujo la inflamación y provocó un proceso llamado autofagia, que ayuda a las células dañadas a expulsar los desechos intracelulares y toxinas. Estos incluyen las placas amiloides y los enredos de neuronas que contienen la proteína tau, que es asociada con la pérdida de memoria en la enfermedad de Alzheimer, dijo el jefe de investigadores Domenico Praticó.

“Las células cerebrales de ratones alimentados con dietas enriquecidas con aceite de oliva virgen extra tenían niveles más altos de autofagia y niveles reducidos de placas amiloides y tau fosforilados”, indicó Praticò.

En el estudio, los médicos observaron ratones con tres distintos rastros de discapacidad de memoria, placas amiloideas y ovillos neurofibrilares. Los ratones fueron divididos en dos grupos, uno que recibió una dieta enriquecida con aceite de oliva extra virgen y el otro una dieta normal.

El aceite de oliva fue dado a los ratones a los seis meses de nacidos y antes de que tuvieran síntomas de Alzheimer. Aunque no hubo diferencia en la apariencia de los ratones, a los 9 y a los 12 meses, los que fueron alimentados con aceite de oliva, “respondieron significativamente mejor a las a las pruebas diseñadas para evaluar la memoria de trabajo, memoria espacial y la capacidad de aprendizaje”,

Un análisis del tejido cerebral de los ratones reveló más diferencias.

“Una cosa que se destacó inmediatamente fue la integridad sináptica”, dijo Praticò.

“La integridad de las conexiones entre las neuronas, conocidas como sinapsis, se conservó en los animales con la dieta de aceite de oliva virgen extra. Además, en comparación con los ratones en una dieta regular, las células cerebrales de los animales en el grupo de aceite de oliva mostraron un aumento dramático en la activación de autofagia de células nerviosas, que en última instancia, fue responsable de la reducción de los niveles de placas amiloides y fosforilados tau”, explicó el científico.

A continuación, los investigadores planean ver qué sucede con los ratones que reciben aceite de oliva a los 12 meses, cuando ya están mostrando síntomas.

“Por lo general, cuando un paciente ve a un médico por síntomas sospechosos de demencia, la enfermedad ya está presente”, añadió Praticò. “Queremos saber si el aceite de oliva añadido en un momento posterior de la dieta puede detener o revertir la enfermedad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here